Micrarium CosmoCaixa Micrarium CosmoCaixa Micrarium CosmoCaixa

MICRARIUM

CosmoCaixa estrena un nuevo espacio permanente, Micrarium, para abrir una puerta de observación a ese mundo que, debido a su pequeñísimo tamaño, resulta invisible al ojo humano.

Un espacio pionero en nuestro país donde nuestros visitantes podrán explorar el mundo microscópico a través de la experimentación con distintos instrumentos de magnificación.

Próximamente

 

“¡CUÁN INESCRUTABLES E INCOMPRENSIBLES SON LAS OBRAS OCULTAS DE LA NATURALEZA!”

ANTONIE VAN LEEUWENHOEK

Desde su invención, el microscopio revolucionó totalmente el mundo de la investigación científica. Pero, además, influyó en el mundo de la educación y la divulgación científica, probablemente como ningún otro instrumento científico lo ha hecho nunca a excepción, quizá, del telescopio. Sin embargo, la mayor parte de la ciudadanía no ha tenido la oportunidad de observar el mundo microscópico a través de un microscopio u otros sistemas de magnificación. Gran parte del mundo que nos rodea es invisible a nuestros ojos.

En ese marco, el nuevo Micrarium de CosmoCaixa pretende estimular el interés por lo no visible a través de la experimentación en un entorno museográficamente atractivo donde el usuario es también protagonista. Juntos nos sumergimos en las entrañas de todo tipo de materiales, naturales y artificiales, orgánicos e inorgánicos: arena de la playa, minerales, micrometeoritos, protozoos, levaduras, cianobacterias, larvas, plumas, microplásticos ¡e incluso obras de arte!

VER LO INVISIBLE

El espacio permanente Micrarium es pionero en España y uno de los pocos en Europa que permite explorar el mundo microscópico a través de la experimentación. El visitante es a la vez observador y protagonista; de hecho, además de preparaciones del mundo mineral, vegetal y animal, en el Micrarium los visitantes pueden observarse a ellos mismos a través de los instrumentos de magnificación: pelos, piel o incluso la ropa serán objetos que podrán ser visualizados y comentados. El objetivo es reforzar la idea de que el mundo microscópico no nos es ajeno, que forma parte de nuestra realidad aunque no podamos verlo.

¿Quieres recibir todas las novedades sobre Cosmocaixa puntualmente en tu correo?

La actividad en el Micrarium se inicia en un espacio inmersivo cuyo objetivo es trasladar al visitante a un escenario donde invertimos la realidad. En lugar de ser él quien observa unos objetos diminutos a través de microscopios, lupas u otros artilugios, como hará en las actividades que realizarán más tarde, creamos la ilusión de que es él quien se encoge y empieza a ver el mundo desde una perspectiva completamente nueva. Para conseguir esa sensación de que nos “hacemos pequeños”, creamos un espacio inmersivo mediante una pantalla semicircular y envolvente que cubre el máximo campo visual de los visitantes. La actividad de observación en el interior del Micrarium tiene lugar en cuatro espacios que reproducen las distintas áreas de contenido de la sala Universo: Kósmos, Evolución (dividido a su vez en dos espacios) y Fronteras.